Comentarios de LACNIC

Montevideo, 16 de noviembre de 2012

Respecto a la Propuesta sobre la Estrategia de Consolidación de Reuniones de ICANN (ICANN Consolidated Meetings Strategy Proposal).

LACNIC expresa su inquietud respecto a la propuesta actual.

En primer lugar, es importante recordar 2 preguntas de 2006 del "Libro Blanco sobre Reuniones" (Meeting White Paper) original: "¿Cómo pueden las reuniones de la ICANN lograr una participación más constructiva y eficaz de los miembros de comunidad?" y "¿Cómo pueden potenciar la legitimidad de las acciones de ICANN?" Creemos que estas 2 preguntas aún deberían seguir orientando las decisiones actuales con respecto a las Ciudades y Países que son Sedes de Reuniones de ICANN.

Las cuestiones expresadas en la "Propuesta 2012" son comprensibles, y es imposible negar que hay una lógica detrás de los nuevos pasos estratégicos. Compartimos el concepto expresado por el Documento de Discusión de la Reforma (Reform Discussion Paper) de 2008 de que el sistema actual fue elaborado hace 14 años y ahora las reuniones son grandes y complejas.

A pesar de lo que se ha dicho, queremos hacer hincapié en la importancia que ha tenido el modelo actual de reuniones rotativas y el impacto positivo en las diferentes comunidades nacionales, regionales y subregionales. Sin el sistema actual, no habría sido posible el nivel de participación de la comunidad que ha tenido ICANN en los últimos años. Por otra parte, la rotación de países también sirvió para que ICANN se acercara más a funcionarios gubernamentales y, como fue el caso en las últimas dos reuniones de la ICANN celebradas en nuestra región, a Jefes de Estado también.

ICANN está analizando nuevas formas de involucrar a las comunidades de las diferentes regiones en los procesos y actividades de ICANN. Cambiar la política actual para la organización de reuniones antes de elaborar esos nuevos mecanismos para aumentar la participación de la comunidad mundial sería un error.

LACNIC no sólo considera que mantener el sistema de rotación sería positivo para la comunidad, sino también para ICANN, y éste ha sido el camino que ha orientado a nuestra propia organización con respecto a la Política de Reuniones en la región. El éxito del modelo también implica nuevos desafíos en relación con el constante aumento de tamaño que experimentaron nuestras reuniones.

En lugar de continuar con la propuesta actual de 2012, que compromete el involucramiento actual con la comunidad, ICANN probablemente debería volver a examinar la estructura de las reuniones, la cantidad y variedad de reuniones paralelas, la duración de las reuniones y los órdenes del día, tratando de hacer las reuniones más atractivas para un mayor número de anfitriones posibles y que la organización de estas reuniones fuera más factible y sencilla.

Esta decisión estratégica es parte de otra que es más importante, en la que ICANN tiene que determinar si las reuniones deberían evolucionar más como centro de armonización de la labor de la comunidad de Internet o como una ronda de presentaciones comerciales para la industria de dominios de Internet en los países desarrollados.

Raúl Echeberría
Director Ejecutivo